Nuestra visita a Boston

IMG_0218

Desde hace dos años no nos tomábamos unos días de vacaciones, y este año decidimos irnos a Boston y reunirnos ahí con amigos, así que hoy les quiero contar un poco de nuestro viaje, que pasó con nuestra alimentación, actividad física, etc.

Lo primero es la ida al aeropuerto, para lo que siempre nos preparamos, llevamos unas bolsitas con frutos secos y unas barritas de merienda porque a veces cuesta encontrar cosas saludables y siempre lo que venden es bastante caro. El viaje desde California a Boston son seis horas, es largo así que vimos películas, leímos, conversamos. Llegamos a Boston en la noche, directo al hotel.

Al día siguiente nos despertamos un poco más tarde que de costumbre, (son tres horas de diferencia y la verdad en este viaje como que las sentimos) estaba lloviendo un poco así que salimos a desayunar y de ahí al Acuario. Ese día no caminamos mucho, estaba lloviendo, fuimos al centro comercial, a comer y nada más.

El viernes tempranito llegaban nuestros amigos de Cleveland, teníamos dos años que no los veíamos, así que el desayuno nos tomó bastante tiempo, conversando y poniéndonos al día. De ahí salimos a caminar por la ciudad, la verdad durante toda la semana caminamos bastante y estuvimos chequeando el total de pasos que hacíamos diariamente con los relojes y el teléfono.

Este día nos pasó algo importante, que la verdad nunca nos había pasado; a Juan se le perdieron sus pastillas de la noche (toma medicamentos para el manejo de la diabetes tipo 2)  pareciera que sacando y metiendo cosas del bolsillo, se le salió el pastillero, afortunadamente estábamos cerca del hotel y fue a buscar una dosis nueva. Lo importante de esta experiencia es saber que las personas que viven con diabetes tipo 2, cuando salen de viaje, siempre deben llevar más pastillas que los días que van a estar fuera de casa. En el caso de Juan, mi esposo, siempre lleva unos dos o tres días adicionales, nunca los había usado, pero en este viaje fue necesario.

Dicho esto, les cuento un poco sobre las comidas. Usualmente cuando salimos de vacaciones planificamos un poco las comidas, es decir, desayunamos bien y hacemos un buen almuerzo, probando algún restaurante rico, pero en la noche comemos algo sencillo en el hotel, una ensalada, unas galleticas integrales con un poco de hummus y ya.

Sin embargo, como comemos afuera tratamos igual de compartir las comidas, pedir una ensalada o vegetales y así controlar mejor las porciones.

Si tuviera que resumir algunas cosas importantes respecto a viajar, lo que aplica mi esposo para el manejo de los valores de azúcar en sangre o en general el mantenimiento de un estilo de vida saludable, aunque te flexibilices un poco, diría lo siguiente:

-Trata de llevar contigo siempre una fruta, frutos secos, algo que puedas comer como merienda o en caso de vivir con diabetes tipo 2 te pueda ayudar a controlar una hipoglicemia. En muchos sitios consigues que comprar para merendar pero muchas veces no son las mejores opciones, o te puede atacar el hambre en algún sitio que no consigas nada y termines comiendo el doble cuando te sientes a almorzar o cenar.

– Si vives con diabetes tipo 2, lleva unos dos o tres días adicionales de medicamentos, cosas pueden pasar y es mejor tener pastillas extra. Si quieres controlar tus valores la opción de “bueno si no me tomo las pastillas un día no pasa nada” no aplica.

-Lleva tu medidor de glucosa: si vives con diabetes tipo 2, tienes valores en rango, puede que no necesites hacer muchas mediciones diarias, pero siempre hay que hacer mediciones, sea en ayuna, dos horas después de alguna de las comidas, en caso de no sentirte bien por una hipoglicemia u otra razón, así que sal de viaje con tu medidor.

– Trata de mantenerte activo durante el día, camina lo más que puedas por la ciudad, planifícate para ir al gimnasio en el hotel, eso va a ayudar si flexibilizas tus comidas, y si vives con diabetes tipo 2 en el manejo de tus valores.

– Comparte tus porciones de comida: si deciden comer por ejemplo pizza, siempre va a ser una buena opción compartirla y pedir una buena ensalada, así la disfrutas y controlas mejor el consumo de calorías.

-No hagas tres comidas pesadas y altas en grasas o carbohidratos: todo tiene que tener un balance y lo mejor es planificarse. Si en el desayuno o en el almuerzo hiciste una comida un poco más alta en grasas o carbohidratos, lo ideal es que las otras comidas sean más ligeras, saludables, ensaladas y una proteína, vegetales, sopas, pan integral etc.

-No abuses de las bebidas alcohólicas: en nuestro caso como ya les he dicho antes, no somos de mucho tomar (prácticamente no tomamos) pero estando con amigos, un día nos tomamos una cerveza y otros una copita de vino. Esto cuando estamos de vacaciones y nos flexibilizamos un poco puede ser un arma de doble filo, porque como saben, las bebidas alcohólicas son altas en calorías y algunas preparadas con jugos de fruta, syrop, azúcar granulada, refrescos, que pueden agregar tantas calorías como las que tiene un postre y tener un impacto en tus valores de azúcar en sangre o en tu peso, por lo que es importante disfrutar pero sabiendo elegir y controlar las porciones de este tipo de bebidas.

Bueno espero que estos consejos que aplicamos en nuestro viaje sean de utilidad, si cuando viajan hacen otras cosas que pueden ser de valor al momento de seguir un estilo de vida saludable o controlar valores de glicemia, coméntame.

Un abrazo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s