Hablemos de ejercicio

Bicleta0001

En este camino de cambio de hábitos hay cosas que cuestan mas que otras, a algunas personas les cuesta mas regular la ansiedad por dulces, harinas o comidas procesas, a otras regular los niveles de estrés, a otras comenzar a hacer ejercicio y hacerlo de una manera regular.

Y de eso quería hablarles un poco hoy, cuando eres diagnosticado con una condición como la diabetes, una de las cosas que el doctor te recomienda es por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, lo que para algunas personas puede ser un tiempo muy corto pero para otras una eternidad.

Y es que el ejercicio no solo tiene beneficios para las personas que viven con una condición, el ejercicio es algo que todos deberíamos incorporar en nuestro estilo de vida porque nos ayuda a tener mas energía, dormir mejor, mantener nuestro peso, regular la presión arterial, regular niveles de azúcar en sangre etc. Sin embargo, en el caso de mi esposo es algo que le ha costado incorporar en su estilo de vida aun más que los cambios en la alimentación.

Hasta hace unos meses Juan mi esposo hacía ejercicio no por placer sino por receta médica y a veces cuando salíamos a caminar, a regañadientes me decía, “esto para mi no es placer, lo hago como si fuera una medicina que me tengo que tomar”, habíamos intentado diferentes opciones pero no le gustaba ninguna.

Sin embargo, en esas caminatas siempre le decía que tenía que encontrar algo que realmente le gustara, que no fuera una obligación sino algo que realmente moviera su entusiasmo, y así fue como en otro día de ejercicio al aire libre, conversando dimos con algo que amaba hacer cuando era niño, que por una cosa u otra tenía mas de 20 años sin hacerlo y es montar bicicleta. Mi esposo tiene mil historias de cuando era pequeño, donde pasaba horas en la bicicleta y mi suegra lo regañaba para que fuera a comer porque no quería hacer otra cosa.

Hace tres meses compró una bicicleta, casco, luces y todo lo necesario para estar seguro y ha hecho una ruta alrededor de nuestra casa de unos 40-45 minutos, además, a primera hora de la mañana cuando tiene mas energía y no pelea con el cansancio de todo el día de trabajo.

Si soy sincera en mi caso siempre me ha gustado hacer ejercicio, el gimnasio, la zumba, yoga pero no todo el mundo es igual, y desde que comenzamos este camino de cambio de hábitos veía como era algo que a mi esposo le costaba muchísimo, sin embargo, ahora el cambio ha sido enorme, ha sido súper constante, solo descansa un día a la semana y ya no es una obligación sino una diversión.

Mi recomendación es que busquen algo que les guste hacer, que no sea el ejercicio que los demás hacen, que realmente mueva el entusiasmo, se atrevan a probar algo nuevo, algo que siempre hayan querido intentar hacer como yoga, zumba, pilates, natación o algo que hacían cuando eran niños como montar bicicleta y que dejaron de hacer hace mucho tiempo, de esa manera podrán ser constantes y disfrutarán de todos los beneficios que hacer ejercicio nos proporciona.

Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s