Los líquidos en nuestra dieta

rawpixel-722826-unsplash

Cuando nos interesamos en hacer cambios en nuestra alimentación mucho se habla de las grasas buenas, malas, los carbohidratos, comer mas vegetales, hacer mas ejercicio, pero dentro de nuestro día a día hay un elemento que muchas personas no toman en cuenta y que puede sabotearnos a la hora de cumplir nuestros objetivos, sea perder grasa corporal, controlar niveles de azúcar en sangre, tener un intestino mas saludable y este elemento son los líquidos o bebidas que consumimos.

Hoy de una manera general quiero conversar un poco con ustedes sobre esto, porque todo suma y a veces no vemos los resultados que queremos, no entendemos y puede ser por los líquidos que estamos consumiendo o los que por el contrario no estamos consumiendo.

Como sabemos, muchos de los hábitos que tenemos hoy en día tienen un origen en nuestra infancia y en países de Latinoamérica al momento de comer, es común darle a los niños jugos de frutas naturales o empacados, leche, refrescos y esto queda como un patrón de lo que consumimos.

Sin embargo, los jugos de fruta aunque vienen de un alimento natural  son altos en azucares naturales, si son versiones  empacadas además por lo general tienen azúcar añadida. Hay que tomar en cuenta que para hacer un vaso de jugo necesitas una porción grande de fruta o varias frutas por ejemplo naranjas (necesitas unas cuatro naranjas para hacer un vaso de jugo y cada naranja tiene aproximadamente 9 gramos de azúcar). Adicionalmente, los jugos de fruta como son líquidos tendemos a consumirlos en grandes cantidades así que doblamos o triplicamos la cantidad de azúcar y calorías que consumimos, lo que para todos y en especial para las personas que manejan una condición como la diabetes no es la mejor opción. Si son procesados entonces adicionalmente podemos estar consumiendo colorantes, conservantes etc.

Fíjense que los jugos de fruta por ejemplo el de naranja son utilizados por muchas personas para atacar las hipoglicemias (niveles bajos de azúcar en la sangre) porque son altos en azúcar, además al ser líquido van directo a la sangre y estabiliza los niveles de glucosa de nuevo rápidamente. Si no estas frente a una hipoglicemia, el jugo de naranja o cualquier jugo de fruta (si no es consumido con moderación) puede elevar tus niveles de glucosa, almacenarse como grasa corporal, por lo que va a ser mejor opción siempre comer la fruta entera.

Luego están otros líquidos como el café, los te, bebidas energéticas y de nuevo hay que hacer énfasis en las cantidades, un café o te en el desayuno no esta mal pero que le estamos agregando a esta bebida para consumirla? crema, leche, azúcar, edulcorante, miel, productos que en la mayoría de los casos son procesados o altos en azúcar, contienen sodio, grasas saturadas, añaden calorías y nos sabotean en nuestros objetivos de cambios de hábitos.

Los refrescos, simplemente deberíamos eliminarlos, no pasa nada al tomar un vaso esporádicamente  pero hay que tener en cuenta que son calorías vacías, no es un alimento porque no tiene ningún tipo de nutriente, todo lo contrario poseen antinutrientes y las versiones regulares tienen un alto contenido de azúcar.

En cuanto a las bebidas alcohólicas, es tema de otro post pero el alcohol es altamente calórico (tiene siete calorías por gramo) por ejemplo una piña colada tiene aproximadamente 520 calorías y muchas veces no tomamos una sola. Aunque el vino tiene otros beneficios por provenir de la uva siempre hay que controlar las cantidades, una copita de vino de vez en cuando no esta mal, pero si estas en una dieta de pérdida de grasa, si quieres controlar tus niveles de azúcar en sangre de manera sostenida en el tiempo, ese día haz los ajustes que requieras con tus comidas agregando mas verdes, proteína de buena calidad  y ejercicio.

Entonces que líquidos son recomendables? El primero y principal es el agua, muchas veces nuestro organismo manda una señal de sed por deshidratación y la identificamos como hambre, pero realmente lo que necesitamos es tomar agua. La cantidad depende de cada quien, de la actividad física que realizas, de la temporada del año, de muchos factores, pero no esperes a sentir sed, mantente hidratado y esto te va a ayudar también a controlar la ansiedad por comer. Si no te encanta el agua, puedes agregarle rodajas de limón, de pepino, de fresa, le da un sabor diferente y súper refrescante.

Adicionalmente podemos tomar te de hiervas como la manzanilla/camomila, toronjil, de menta en sus versiones frías o calientes y endulzarlos con un poco de stevia. En cuanto al café, podríamos incluir una o dos tazas al día a menos que haya una contraindicación pero lo importante es la manera de tomarlo, puedes agregar un poco de leche vegetal (de almendras, de coco sin azúcar) y stevia o tomarlo negrito con un poco de stevia, azúcar de coco, o sin azúcar.

Es cuestión de tomar las mejores decisiones dentro de lo que es nuestro día a día, de una manera consciente y hacerlo de una forma progresiva, si actualmente tomas cuatro tazas de café al día con crema o leche, azúcar, comienza a tomar tres (a una colócale stevia en vez de azúcar) la semana siguiente sustituye una de esas tazas de café por una taza de te verde o camomila/manzanilla y poco a poco ve incorporando otras opciones que sean mas saludables, se trata de progreso no de perfección, tu marcas el ritmo del cambio de hábitos pero si realmente quieres ver un cambio, tienes que tomar acción.

 

Les mando un fuerte abrazo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s